ENFREMEDADES
VENOSAS

LAS ENFERMEDADES VENOSAS

y en día, las enfermedades venosas afectan a más de 25 millones de estadounidenses. Estas enfermedades son causadas cuando las paredes de las venas se debilitan o se dañan. En un individuo sano, las venas tienen válvulas unidireccionales que funcionan dentro del sistema circulatorio para bombear sangre hasta el corazón. En un sistema circulatorio normal, la sangre fluye hacia y desde el corazón por medio de las arterias y las venas. Las arterias transportan sangre rica en oxígeno del corazón a los tejidos y las venas regresan la sangre pobre en oxígeno y rica en dióxido de carbono desde los tejidos hacia el corazón. Cuando los músculos se contraen, la sangre fluye hacia las venas, y cuando los músculos se relajan, las válvulas se cierran para evitar que la sangre se regrese. Cuando existe un problema circulatorio en el cuerpo y la sangre de las piernas no puede retornar eficientemente al corazón, la condición se conoce como insuficiencia venosa crónica.

La insuficiencia venosa crónica no permite que la válvula dirija el flujo sanguíneo en sentido contrario a la gravedad. Cuando una válvula no funciona no se cierra correctamente, por lo cual hay un reflujo de sangre en la misma dirección que la gravedad. Esto conduce a un estancamiento de la sangre o reflujo y puede causar una variedad de complicaciones en la vena, tales como: enfermedad venosa crónica, que incluye venas varicosas y venas arañas, venas reticulares, trombosis venosa profunda (TVP) o coágulos sanguíneos, flebitis superficial e insuficiencia venosa crónica. La herencia es una de las causas más importantes de las enfermedades venosas, sin embargo, otros factores pueden influir tales como: el embarazo (especialmente embarazos múltiples), la edad, el género, la obesidad, la falta de ejercicio y los trabajos que requieren largos períodos de tiempo de pie.